SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.1 número3A medicina no Estado do Pará, Brasil: dos primórdios à Faculdade de Medicina índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

  • Não possue artigos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO

Compartilhar


Revista Pan-Amazônica de Saúde

versão On-line ISSN 2176-6223

Rev Pan-Amaz Saude v.1 n.3 Ananindeua set. 2010

http://dx.doi.org/10.5123/S2176-62232010000300001 

EDITORIAL

 

Los 350 anos de la Royal Society of London

 

 

Ralph Lainson

Seção de Parasitologia, Instituto Evandro Chagas, Secretaria de Vigilância em Saúde, Ministério da Saúde, Ananindeua, Pará, Brasil

 

 

En medio a la agitación civil que, lamentablemente, interrumpía el progreso de los estudios e investigaciones en la Inglaterra de mediados del Siglo XVII, un pequeño, pero notable, grupo de hombres se retiró de la escena política y dirigió su atención de forma entusiasta al proceso de investigación científica, al que pasaron a referirse como "filosofía experimental". Decidieron entonces reunirse semanalmente en Londres para discutir los obstáculos para la investigación científica y para llevar a cabo experimentos que podrían comprobar teorías e hipótesis, en el intento de esclarecer la verdad real.

Luego de la vuelta del Rey Charles II a Londres, estos estudiosos resolvieron constituir, definitivamente, una entidad organizada. Para obtener recursos suficientes que costearan los gastos con sus experimentos, se estipuló que cada miembro (un total de 115 por aquel entonces) debería contribuir con la módica cantidad de un chelín por semana. Fue creada una publicación llamada Journal Book el 5 de diciembre de 1660 la que permanece con el mismo formato hasta el día de hoy. Todas sus páginas empiezan con una declaración de los objetivos de la Royal Society (Figura 1), seguida de las firmas de aquellos aptos a tomar parte y a contribuir con ella.

 

 

En las tres primeras páginas del año de 1660, varios nombres notables podían verse en medio a las firmas, como el de Lord Brouncker, un eminente matemático y primer presidente de la Royal Society; Sir Robert Moray, un importante naturalista; el Honorable Robert Boyle, pionero en investigaciones en física y química; Sir William Petty, especialista en matemática, anatomía, mecánica y geodesia; Isaac Barrow, el tutor de Isaac Newton; Christopher Wren, celebrado como el más grande de todos los arquitectos y el hombre que construyó la Catedral de Saint Paul, en Londres; y John Wilkins, posteriormente Obispo de Chester, un especialista en matemática y mecánica, que previo el advenimiento de la navegación submarina y de la aviación. Como era de esperarse, el área médica tuvo muchos representantes en la Royal Society, y contribuyó con diversos nombres para la presidencia del Royal College of Physicians.

En 1671, Isaac Newton, famoso por su Ley de la Gravedad, fue electo miembro (Fellow) de la Royal Society (FRS, Fellow of Royal Society, usado como título en seguida del nombre), y, en 1703, nombrado presidente - puesto que mantuvo hasta su muerte, en 1727.

La Royal Society, o Royal Society of London for improving Natural Knowledge, como también era conocida, marcó como fecha de inicio de su existencia oficial, el 15 de julio de 1662, cuando la primera Carta-patente fue firmada por el Rey Charles II. Desde sus primeros años, publicó tratados y libros sobre temas relacionados a la filosofía, siendo el más conocido el "Philosophic Naturalis Principia Mathematica. Autore Isaac Newton. Imprimatur S, Pepys. Reg. Soc. Preses. Julii 5, 1686, Londini 1687".

En 1887, la publicación Philosophical Transactions fue dividida en dos Series: A, para investigaciones en las áreas de la matemática y la física, y B, para aquellas del área de la biología; posteriormente, las publicaciones pasaron a llamarse Proceedings of the Royal Society, Series A y B, su denominación hasta hoy.

El gobierno británico apelaba constantemente a la Royal Society en busca de consejo acerca de sus principales emprendimientos científicos, como la organización y la financiación de las expediciones de Cook a la Antártida, en 1772, que después fueron ampliadas hasta la circunnavegación del mundo y las observaciones con vista a determinar la densidad del planeta; las investigaciones submarinas, en 1872; la expedición denominada "Challenger" de 1879; las investigaciones sobre daltonismo, en 1895; entre muchos otros estudios. En los años siguientes, la Royal Society asumió una posición de liderazgo en investigaciones sobre diversas enfermedades tropicales, particularmente el tripanosoma en bovinos y humanos en África y los grandes desafíos de la malaria y de la leishmaniasis (se realizó una expedición específicamente para estudiar la leishmaniasis visceral en China). Otra importante atribución fue la concesión de un incentivo anual para la promoción de investigaciones científicas y soporte a la publicación de sus resultados. Conferencias especiales se realizaron por intermedio de la Royal Society; las conferencias denominadas Croonian, Bakerian y Ferrier Lectures, sobre los avances del conocimiento científico en el área de la estructura y funcionamiento del cerebro; la Wilkins Lecture, sobre la historia de la ciencia; y la Leeuwenhoek Lecture, sobre muchos temas del área de la microbiología.

De acuerdo a las normas de la Royal Society, todos los candidatos a miembro deben ser indicados por medio del envío de un certificado firmado por seis o más Fellows, de los cuales, al menos tres, deben afirmar tener conocimiento de la contribución del candidato al desarrollo de la ciencia. Entre las indicaciones, el Consejo selecciona un número relativamente pequeño de nombres, que son entonces, elegidos por la Society por votación. Miembros extranjeros pueden ser elegidos por el Consejo entre individuos de mayor relevancia en el área científica en otros países y sometidos a la elección de la Society.

La Royal Society todavía mantiene la notificación deliciosamente pintoresca para informar a los candidatos elegidos sobre su elección:

El recién elegido Fellow debe firmar el Libro de Actas (Charter-Book) con una réplica de las antiguas lapiceras de pluma de ganso, utilizadas por toda la historia de la Royal Society. Entonces, ¡tiene que ponerse a practicar la firma con tal pluma sin dejar caer las gotas de tinta que aparecen en las páginas más antiguas de firmas!

Citando las palabras de Archibald Geikie, presidente de la Royal Society en 1912:

"The long array of signatures... is a touching memorial of the men whom the marvellous progress of modern science has been mainly due in the onward march of discovery, each receiving the torch of knowledge from those who went before and passing it on, with brighter glow, to those who came next. It is the link which these men had with the Royal Society that unites them all... in one great company. In looking back upon its past history, the Royal Society may point with pride to the long roll of illustrious men who have honoured it by accepting its Fellowship".